miércoles, 29 de octubre de 2008

El secreto


Recientemente he visto la película documental El Secreto, que está revolucionando a un montón de gente.

Como yo soy una descreída sin remedio, empecé a verla con la desconfianza propia del que ha sido engañado muchas veces, no sabía qué me querían vender y estaba inquieta. Veía a un montón de personas hablando de un poder mágico que todos tenemos, y al que podemos acudir para pedir cualquier cosa que deseemos. Lo primero que pensé fue “menuda panda de chalados”. Pero continué viéndolo porque no me parecía que esas personas ganaran nada engañándome: no me pedían dinero, ni votos, ni obediencia… Simplemente estaban compartiendo conmigo el truco que han encontrado para ser más felices.

Lo que te cuentan es algo que ya sospechas, o vienes oyendo de personas distintas, amigos, psicólogos, filósofos, pero que nunca has sabido concretar. Todos hemos oído hablar del poder del pensamiento positivo, cómo ayuda a la curación de algunas dolencias, de cómo incluso se hacen tratamientos de “risa” para enfermos de cáncer… Y también hemos oído cómo un carácter amargado termina generando úlceras en el estómago. Todo eso son algunos flecos del tapiz completo que te muestran en el documental.

Si los testimonios son reales o no, me da igual, lo que me parece realmente importante, es darme cuenta de que vivir en positivo es lo único que merece la pena, tanto si con eso consigues tus deseos como si no. Lo que sí que está claro es que vivir encabronado no te va a traer nada bueno, así que ¿qué pierdes por ser positivo? ¿Qué pierdes por aspirar a conseguir tus deseos? ¿Qué pierdes agradeciendo todo lo bueno que te da la vida?

Siempre he pensado que lo peor del mundo es vivir con miedo, tanto mejor es deshacerte de él y, si vienen mal dadas, ya buscarás una solución. Desde luego el miedo no te va a evitar ninguna desgracia, y pese a que el optimismo seguramente tampoco (¿o si?), al menos hasta que llegue esa desgracia has vivido mejor ¿no?

Oye, y como dice nuestro refranero “¿Qué me quiten lo bailao?”

Por si tenéis curiosidad http://es.wikipedia.org/wiki/El_Secreto

1 comentario:

Jorge dijo...

Si todos aplicaramos un poco de optimismo a la vida otro gallo nos cantaría.

Pero a veces es tan difícil la calma y el pensamiento positivo ante atnto hijo de su madre...

Si quereis leer otro canto al optimismo pese a provenir de una historia triste no dejéis de leer "La Última Lección" de Randy Pausch. Los políglotas (¡que envidia!) podéis ver y escuchar esa última lección en: http://www.youtube.com/watch?v=ji5_MqicxSo

Un saludo.